14 agosto, 2022

VUELVEN NOTAS NUMÉRICAS EN ESCUELAS SECUNDARIAS BONAERENSES

Tras dos años de cambios por el cierre de escuelas, en 2022 se retomarán las calificaciones numéricas a la hora de evaluar en las secundarias bonaerenses, pero bajo un esquema distinto. En primaria se volverá a un modelo pre-pandemia con valoraciones conceptuales en los primeros grados y notas en los últimos.

Desde este año habrá una transición hacia los regímenes de evaluación tradicionales, de acuerdo a lo que informaron las autoridades. El esquema en secundaria tendrá algunas particularidades: la calificación numérica recién llegará cuando la materia esté aprobada. En los boletines durante la cursada no habrá notas, sino que se mantendrán las valoraciones conceptuales.

Una vez aprobada la materia, a fin de año la nota podrá oscilar entre 7 y 10. Si un alumno desaprueba la asignatura y debe rendir en diciembre, febrero o dejarla previa, la calificación estará entre el 4 y el 10.

La Dirección General de Cultura y Educación bonaerense distribuyó un documento entre las secundarias explicando cómo será la evaluación. Dispuso cuatro instancias de comunicación con las familias en los dos cuatrimestres:

-Se entregarán Registros Institucionales de Trayectorias Educativas (RITE) a estudiantes y sus padres dos veces al año, uno al cierre del primer cuatrimestre y el otro, al cierre del segundo.

-Se entregarán informes de avance a mediados de cada cuatrimestre, comunicando el estado de los aprendizajes de los alumnos como también situaciones vinculadas a la asistencia o discontinuidad de las trayectorias educativas.

Tanto el primer como el segundo RITE contarán con una valoración cualitativa que se expresará de acuerdo a tres categorías: Trayectoria Educativa Avanzada (TEA), que implica al menos el 70% de los contenidos aprobados, Trayectoria Educativa en Proceso (TEP) y Trayectoria Educativa Discontinua (TED).

Para que una materia se considera aprobada, el alumno deberá haber logrado TEA en los dos cuatrimestres. Recién entonces se procederá a calificarlo con una nota entre 7 y 10. En caso de que no logre aprobar la asignatura, el documento habla de instancias de “intensificación de la enseñanza” durante diciembre de este año y febrero-marzo de 2023 para acreditar el cuatrimestre que tiene pendiente o la materia completa en caso de no haber obtenido TEA en ninguno de los dos períodos.

Donde sí volverá el régimen convencional es en la promoción de año. Para el bienio 2020-2021, la provincia de Buenos Aires había permitido que los chicos promocionaran con hasta dos áreas curriculares pendientes. Las áreas curriculares agrupan entre 2 y 3 materias (por ejemplo geografía, historia y ciudadanía), por lo cual los estudiantes pudieron avanzar adeudando hasta seis materias. La cartera educativa ya informó que en este ciclo lectivo retomará el esquema tradicional, con hasta dos asignaturas previas permitidas.

Martín Zurita, secretario ejecutivo de AIEPBA, la mayor cámara de colegios privados de la provincia, advirtió que los nuevos lineamientos generaron confusión en directivos, docentes y familias. “Entendemos que un tema tan relevante debe ser comunicado de una forma más precisa”, planteó.

Al respecto, consideró: “En el secundario las notas numéricas vuelven de una forma distinta a la que veníamos trabajando en la prepandemia. El número pasa a ser mayormente testimonio de la apreciación general de los aprendizajes de los alumnos durante el ciclo lectivo; es decir, de acuerdo a los instructivos recibidos habrá una nota numérica en todo el año, y las restantes serán conceptuales. Eso sugiere un importante cambio en el régimen académico, por lo que esperamos innovaciones”.

A diferencia de la secundaria, en las primarias bonaerenses todavía hay desconcierto sobre el modo de evaluación este año. Aún no se distribuyó ningún documento entre las escuelas que especifique cómo calificar a los alumnos. Sin embargo, fuentes oficiales confirmaron a Infobae que se retomará a un modelo similar al que se aplicaba hasta 2019.

Al igual que antes de la pandemia, los chicos del primer ciclo de primaria (primer, segundo y tercer grado) serán calificados con cuatro notas conceptuales: desaprobado, regular, bueno y muy bueno. Mientras que los alumnos del segundo ciclo (cuarto, quinto y sexto grado) sí retomarán la escala numérica del 1 al 10.

A ese modelo se le sumará un informe conceptual al momento de la entrega del boletín. “A partir de la buena experiencia vivida durante el bienio anterior respecto a la valoración pedagógica, se complementará con un informe que dé cuenta de qué enseñó el docente en cada una de las áreas, qué aspectos logró aprender el o la alumna o en qué aspectos mostró avances y, finalmente, en qué aspectos del contenido enseñado la escuela y el niño o la niña acuerdan seguir trabajando para consolidar o alcanzar los aprendizajes esperados”, explicaron en Educación.