5 marzo, 2021

COVID-19: LLEGAN VACUNAS DE CHINA Y EN BREVE OTRO LOTE DE RUSIA

Un millón de dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el laboratorio chino Sinopharm llegarán este jueves desde Beijing. Para esta semana también se espera el arribo de un nuevo lote de dosis de la vacuna Sputnik V, creada por el Instituto Gamaleya de Rusia.

El millón de dosis de Sinopharm permitirá inmunizar a 500.000 personas, ya que este fármaco, como la mayoría de las vacunas contra la Covid-19, requiere dos aplicaciones. Se trata de una medicación «extremadamente segura», según la calificó el infectólogo Pedro Cahn, y aseguró que en los ensayos no se registraron eventos adversos serios relacionados a la vacuna.

Un requisito clave para la llegada de la vacuna Sinopharm fue la decisión de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, firmada este domingo a través de la resolución 688/2021, de autorizar su uso de emergencia y, de ese modo, incorporarla a la campaña de vacunación. La funcionaria dispuso la medida luego de que la ANMAT recomendara la utilización de esta vacuna.

Vizzotti detalló que el organismo de contralor «realizó consultas puntuales y han sido respondidas», un proceso que en el caso de Sinopharm se vio favorecido porque el laboratorio estatal chino realizó estudios de fase 3 simultáneamente en varias partes del mundo (Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Bahrein, Serbia, Perú, Pakistán, Marruecos) pero también en la Argentina.

En efecto, en el país los ensayos se realizaron sobre una población testigo de 3.008 voluntarios que participaron de un «estudio aleatorizado» (reciben al azar vacuna o placebo) a partir de la asociación del grupo farmacéutico chino con la red Vacunar y la Fundación Huésped.

En el caso de la vacuna Sputnik V, el sábado por la noche partió a Moscú la asesora presidencial Cecilia Nicolini, quien en los próximos días analizará con las autoridades del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) los contratiempos que surgieron en las últimas semanas y que afectaron el suministro de dosis hacia la Argentina.

En el Gobierno confían en que la visita de Nicolini a Moscú permitirá establecer con un cronograma de entregas que se sostenga con cierta previsibilidad en el tiempo. En este punto, aseguraron que el problema que surgió está vinculado, por un lado, a la ampliación de la demanda que recibe el Fondo Ruso, ya que países que inicialmente no habían transmitido interés en la compra de la vacuna rusa, o que esperaban recibir dosis de otros proveedores internacionales, ahora se contactan con Moscú.

El otro inconveniente está ligado a la transferencia de tecnología que el Instituto Gamaleya realizó sobre laboratorios de terceros países que tienen tradición en el campo de la investigación farmacéutica, como India. Por lo que se sabe, hubo retrasos en el segundo control de calidad que Gamaleya realiza sobre la producción de vacunas en esos lugares y eso alteró los planes.